Dulce y frutado: así es el vino que seduce a la mujer peruana

Amore d'Ica

Nadie duda ya que el vino ha dejado de ser cosa de hombres. En los últimos años hemos sido testigo de una creciente presencia femenina en el mundo vitivinícola, tanto en su elaboración como en su disfrute. ¿A qué se debe este cambio en la mentalidad y las costumbres? Según María del Pilar Granda, gerente comercial de Tacama —empresa líder en el rubro—, uno de los factores que más influye es la capacidad adquisitiva de la mujer actual, sumado al hecho de que es ella quien con mayor frecuencia se acerca a las góndolas de los supermercados. 

Pero eso no es todo. “Además de las compras, las ocasiones de consumo son fundamentales entre las mujeres. Ya sea una salida romántica a la playa o una cena entre amigas, el vino siempre es la bebida elegida para acompañar sus momentos importantes”.

"Como señala la especialista, la mujer de hoy es económicamente independiente y ha tomado las riendas de sus deseos. Esta tendencia también explica por qué cada vez son más las mujeres que toman un rol protagónico en la industria vitivinícola, como bodegueras, ingenieras agrónomas, enólogas y sommelieres, gozando del mismo reconocimiento que sus pares masculinos. 

Cada vez son más las mujeres que sucumben al encanto del vino. Esto no ha pasado desapercibido entre las bodegas y ha motivado la creación de productos inspirados especialmente en ellas. Es el caso de Amore D’Ica, el más fragante y exquisito vino Malbec de Tacama, que viene conquistando el exigente paladar femenino."

Amore D'Ica vinos paladar femenino Tacama

Bebida sin género

La igualdad entre hombres y mujeres es innegable, pero mucho más cuando se habla de derechos y obligaciones que de gustos y preferencias. En ese terreno, cada género contempla diferencias. Diversos estudios de mercado, por ejemplo, sostienen que las mujeres son mucho más exigentes, por lo que piensan más antes de elegir una botella. 

“Al comprar un vino, ellas se fijan mucho en la presentación y el sabor, mientras que ellos consumen más por tradición (las marcas de siempre) y evidencian mayor interés en aquellas variedades que mejor acompañan las comidas, principalmente las parrillas”, agrega Granda.

Por otro lado, está científicamente comprobado que el paladar femenino es más sensible y eso explica que perciban muchos más aromas y sabores que el masculino. Así, mientras ellos dan mayor importancia a características como la longevidad o la relación calidad-precio, ellas se dejan seducir a través de los sentidos. “A las mujeres peruanas, por lo general, les gustan los vinos fragantes, con cierto dulzor y que tengan una imagen más femenina en la presentación de la botella”. Por eso, quizás, muestran especial predilección por los vinos blancos, rosados y con burbujas. 

Amore D'Ica vinos mujer actual Tacama

Un brindis por ellas

Pensando en todo esto, Tacama ha lanzado Amore D’Ica, un vino Malbec inspirado en la mujer actual, aquella que piensa siempre en su familia, sus amistades y el trabajo, y que cada día busca crear la mejor versión de sí misma. Con agradable aroma a frutos tropicales que se integran de forma armónica con notas a mantequilla, vainilla y miel, esta bebida se revela al paladar con sensaciones a fresas, manzana acaramelada y toffee. 

En palabras del enólogo Frederic Thibaut, Amore D’Ica tiene una poderosa ventaja sobre otros vinos dulces, que radica en su delicada elaboración. “Si bien es un vino dulce, también sobresale por su frescura. Ese dulzor que sientes en boca cuando lo degustas es natural de la uva y proviene de la misma fermentación, un proceso que se interrumpe y que permite que el azúcar propio de la fruta nunca se convierta en alcohol, sino que quede en la botella. Por eso, a diferencia de otros vinos, este tiene un grado alcohólico más bajo. Solo 8, 5 frente a 13, que es el promedio”, explica. 

“Por otro lado, aparte de ser un producto equilibrado entre azúcar y alcohol, contiene un poco de gas, lo que lo acerca a los espumosos, como el champagne. Esto hace que al probarlo se perciba más fresco, burbujeante, y que el dulzor no se torne empalagoso, sino ligero y vivo”, añade Thibaut. 

Amore D’Ica es el vino indicado para disfrutar una amena sobremesa en familia o un lonche de amigas, se puede maridar con un crocante de frutas de la estación o una tarta de frutos rojos del bosque. Y, por qué no, ser el invitado estelar en las próximas celebraciones por el Día de la Madre.

Amore d'Ica
Amore d'Ica
Share our article with your friends and family