El retrato de la vendimia

26 Febrero 2021
La vendimia

La experiencia de beber un vino comienza al saber su historia. Y la vendimia es un
capítulo fundamental. Tacama nos cuenta sobre este proceso vital y cómo su línea
Selección puede transportarnos –sorbo a sorbo– al viñedo, la cosecha y sus hacedores.
Solo es cuestión de leer, probar y disfrutar.

Entender de vinos no es tarea fácil. Quien aspire a ser como Dionisio debe conocer sobre la vendimia. “En un viñedo se define como la etapa de recolección de los frutos, es decir, la cosecha de las uvas que darán origen a vinos, espumosos y piscos”, explica Mariela Gutelli, gerenta de Marketing de Tacama. Generalmente, se realiza una vez al año y en el Perú ocupa los días entre enero y marzo. Tacama, el viñedo más antiguo de Sudamérica, tiene 250 hectáreas en Ica. En ellas, variedades de uvas –nueve blancas, ocho tintas, cuatro pisqueras– y 107 parcelas distintas. Para fijar el cronograma de la vendimia, previamente se prueban las uvas del campo y se analizan en el laboratorio. El día fijado, entran a las 6 a. m. a la parcela determinada por el enólogo, con las tijeras y las jabas, y recogen las uvas que están listas para la cosecha. Cuando se suben al tractor y se trasladan a la bodega, empieza otro proceso: la vinificación o transformación de las uvas en vino, con el debido protocolo de seguridad e higiene para la prevención del contagio de la COVID-19, por supuesto.

“La vendimia es el resultado de un año de trabajo. Ya entrenaste a tus jugadores y ese es el día del partido. No se logra el vino ideal si antes no se trabajó de la manera correcta y con un objetivo claro. Todo se va estableciendo desde la poda en invierno, cuidando siempre las uvas y dirigiendo cada parcela hacia el tipo de vino que puede lograr, tal como lo haría un entrenador que sabe quién es su delantero, su volante… que conoce a su equipo y su potencial”, sostiene Frédéric Thibaut, enólogo de Tacama.

LOS VERDADEROS WINELOVERS

El día de la vendimia hay dos cosas que deben tenerse en cuenta. Primero, “que hay racimos frágiles y robustos. No pueden cortarse y tirarse a la jaba, porque los que tienen la piel frágil pueden romperse, liberar el jugo y oxidarse con el calor. A las uvas hay que tratarlas con cariño”, indica el enólogo. Segundo, una vez que los vendimiadores cosechan las uvas, deben llevarse a la bodega rápido. “Cuando la uva está conectada a la planta, está alimentada; pero cuando se saca el racimo, es como cortar el cordón umbilical y empieza a deshidratarse”, explica. En el caso de Tacama, el viñedo está cerca de la bodega, así que el tractor llega en menos de 30 minutos.
No queda duda: una vendimia exitosa no se logra sin un equipo experto detrás. “Hay que tener conocimiento del proceso —que se adquiere con estudios y experiencia— y, fundamentalmente, amor por lo que se hace”, afirma la gerenta de marketing. En Tacama, durante la etapa de la vendimia, se involucran hasta 300 personas: enólogo, agrónomo, ingenieros químicos, cosechadores, cargadores, tractoristas… la lista es larga.
“Creo firmemente en el valor de los especialistas. Se necesita un equipo con habilidades y que entienda que los pequeños detalles son importantes, gente con criterio, autonomía y que sepa tomar decisiones. En Tacama tenemos la suerte de tenerlo”, dice Frédéric Thibaut. Puro winelover.


EN VIVO Y EN DIRECTO

Ahora, si hay una línea de Tacama que lleva las huellas de sus trabajadores y simboliza el arte de hacer vino, no es otra que Selección, que incluye un vino rosado, dos blancos y cinco tintos. “Cualquiera puede hacer un vino decente, frutado, agradable. Pero en este caso buscamos hacer más: vinos complejos, con una gama de sabor y olor mucho más amplia y que representen a su lugar de origen. Son imposibles de copiar, porque son dignos representantes de nuestro suelo y clima, de nuestras mezclas y variedades —incluso dentro de la misma cepa— y de nuestra historia”, cuenta Thibaut.

Con el vino rosado Ambrosía Rosé, Tacama busca crear la bebida más guapa, con el color rosado más bonito, ni muy pálido ni muy intenso, un tono a mitad de camino. Con el vino Blanco de Blancos Sauvignon Blanc, Viognier y Chardonnay quiere hacer una bebida seca, de mucha madurez, que coquetea con aromas tropicales a piña, durazno y melocotón. Y con el vino Blanco de Blancos Sauvignon Blanc desea expresar frescura, acidez, aromas a toronja, pomelo y limón verde. “Para los blancos y rosados, recomendaría una temperatura de servicio entre los 8°C y 12°C. Pueden enfriarse en la heladera al menos por una hora o en una cubeta con 3/4 partes de hielo y agua por unos 30 minutos”, sugiere Florencia Rey, Head Sommelier de Maido.

Entre sus cinco vinos tintos, “el más simpático es el Selección Especial Carmenère. Muy amigable y fácil de tomar. Le seguiría el Selección Especial Malbec, de color intenso y notas a eucalipto y mentol que lo diferencian”, revela Thibaut. Por su parte, para el
maridaje, la sommelier aconseja el Carmenère con una pasta de vegetales salteados o una tabla de quesos maduros (Gruyère) y el Malbec con un lomo saltado o una carne a la parrilla (entraña).

También están aquellos vinos tintos de Selección creados con más volumen en boca, más cuerpo y más taninos. “Son el Selección Especial Petit Verdot, que lo hicimos concentrado e intenso (quizá le cueste a aquel acostumbrado a vinos dulces ligeros); el Selección Especial Alicante Bouschet, con full color y su fruta negra como los guindones; y el Selección Especial Petit Verdot– Tannat, que tiene mucha capacidad de guarda. Luego de tres o cinco años sigue impecable”, dice el enólogo de Tacama. Imposible decidirse.

El bonus: el vino es un compañero ideal para el día a día. No es exclusivo de ocasiones especiales. “Puede beberse como aperitivo antes de comenzar una comida, mientras cocinamos, o miramos una serie o película. Tomemos este tiempo simplemente para disfrutar”, recomienda Florencia Rey. Vamos, que de eso se trata la vida.

SABOREA DESDE CASA


Tacama nos trae una buena noticia: durante todo el mes de marzo, cualquier ejemplar de su línea Selección se puede adquirir a S/ 36.90, a través de su página web o por WhatsApp (+51 913 090 43 Lima/ +51 981 147 078 Ica). El delivery llega entre 24 a 48 horas.

Comparte nuestro artículo con tus amigos y familiares